Pocas fechas hay más marcadas en la memoria colectiva de los habitantes de la Cuenca Minera de Riotinto (Huelva) que la del 4 de febrero de 1888, aquella manifestación que acabó en masacre y cuyo testimonio se fue trasmitiendo de forma oral entre generaciones, y que no había sido estudiado en profundidad hasta finales del s.XX.

Este periodo de silencio ha ocasionado la pérdida de información y, algo a tener muy en cuenta, se han moldeado los hechos adaptándolo a la visión social de la actualidad. Hace 29 años, durante la celebración del centenario de los hechos, se hizo una enorme labor de recuperación histórica, lo cual permitió que las nuevas generaciones mirásemos atrás con una mezcla de admiración y estupor.

Desde entonces hasta hoy los trabajos que abordan aquellos sucesos se han multiplicado. En fieldworkRIOTINTO pensamos que era necesario confrontar estos trabajos y actualizar los conocimientos que hoy se tienen del “cómo”, el “quién” y los “por qué” lo cual derivó en el Monográfico “4 de febrero de 1888: Año de los Tiros. Desde el contexto social previo hasta el análisis actual de los hechos.”, publicado en 2014.

Pero pasa el tiempo y sigue ganando peso visiones parciales de los sucesos que derivaron en la masacre de 1888, anteponiéndose la motivación ecologista a la lucha obrera Es por ello que seguimos buscando datos que corroboren esa postura, pero no los encontramos, y se nos hace difícil defender como ecológica una manifestación que, en todo caso, pedía el fin de las calcinaciones al aire libre, pero se olvidaba del resto de devastadoras afecciones que la minería del s.XIX tenía sobre el medio ambiente.

Si en algo ha contribuido el 4 de febrero de 1888 al ecologismo ha sido en ponerle cara a un problema, el ambiental, pero no ante las gentes del s. XIX, sino para nosotros, los que hoy en día tenemos en nuestra mano propiciar un desarrollo sostenible, debe ser una herramienta eficaz que sirva de ejemplo a las nuevas generaciones de la importancia de defender unos usos sostenibles de los recursos naturales.

Sin duda queda mucho trabajo por hacer, mientras tanto, en este artículo planteamos nuestras dudas: AÑO DE LOS TIROS: Manifestación obrera vs. movimiento ecologista (abrir).