#IFRiotinto: Un paisaje tallado por el hombre… pero no de esta forma.

#IFRioTinto

El 6 de julio de 2016 recorríamos el entorno de “La Fija”, el Tintillo y los caminos del entorno de la mina La Poderosa acompañando a Angela y Mauricio, dos fotógrafos italianos que llevaban dos años preparando una publicación dedicada al río Tinto y su entorno. Era su última estancia prevista antes de comenzar la edición del libro, y aquellos parajes les deslumbraron, el rojo del agua sobre un cauce en el que destacaban los amarillos del mineral que en esta fecha precipita, y que aún más resaltaba gracias al frondoso verde de una vegetación espesa, casi salvaje.

Angela fotografiando el Tintillo

Angela fotografiando el Tintillo

Ya nada será igual, aquellos rojos del cauce se han sustituido por el rojo de las llamas, y los continuos viajes desde Italia de dos profesionales de la fotografía los cambiamos por el ir y venir de helicópteros e hidroaviones que nos daban vida, y el verde… el verde es historia.

En Riotinto disfrutamos de un paisaje particular, tanto que hasta tiene eslogan: “Un paisaje tallado por el hombre“. Supone el legado que representa nuestra historia, el de una tierra particularmente rica y el de unas manos que han sabido extraerla con su trabajo a lo largo de los siglos.

Pero desde hace unos años ya no solo modela el relieve el aire y el agua, o los barrenos y los volquetes en la mina, en esta tierra nos estamos acostumbrando demasiado a padecer el efecto demoledor del fuego sobre nuestros campos. Aquí, que tenemos la mina más grande, el río más extraño, en 2004 también sufrimos el incendio más grande de cuantos hasta entonces se habían producido en el país.

El pasado lunes volvimos a sentir los mismos escalofríos y la misma impotencia que conocimos trece años antes. Si en aquella ocasión el fuego prendió hacia el sur y se llevó por delante árboles centenarios que daban de comer a familias de Berrocal, del Madroño, en este caso los vientos llevaron las llamas al norte, y el miedo se trasladó a El Campillo, a Traslasierra, vecinos desalojados, los internos de Aspromin realojados en el polideportivo de Minas de Riotinto (Huelva).

Equipos combatiendo el incendio de Riotinto (2017)

Equipos combatiendo el incendio de Riotinto (2017)

Nos gusta nuestra tierra, extraña para el viajero que se deja sorprender por tantos colores, única para los que crecimos acostumbrados a estos contrastes. Y nos gusta vernos representados por tantos mineros ilustres que se dejaron su vida en el trabajo, admiración que hoy se traslada a todos aquellos que se exponen al fuego como medio de vida, a los cambios de viento, al humo, y que salvaron lo que parecía imposible. Desde la distancia contemplábamos la columna de humo, y éramos conscientes de que todo dependía de ellos.

Hace un año nos sorprendíamos por las imágenes que capturaban dos extranjeros y que para nosotros parecían imposibles de lograr. Las fotografías de estos días eran captadas por otros protagonistas, de la hermosa luminosidad del rojo vivo del cauce, estas plasmaban el triste gris del humo que tiznaba sus rostros. Sin duda alguna, estas últimas imágenes tienen para nosotros un valor incalculable, tanto como su esfuerzo y trabajo. Gracias. Gracias a ellos y a tantos otros que colaboran desinteresadamente como voluntarios cada vez que se les reclama: Bomberos, Bomberos Forestales, Personal de Emergencias, Protección Civil, etc. todos se escriben con mayúsculas.

Nos gusta nuestro paisaje tallado por el hombre… pero no de este modo.

50 monedas romanas, una nueva sorpresa que guardaban las minas de Riotinto.

Tesoro romano en RiotintoLas minas de Riotinto tiene una posición relevante en la historia de la minería a nivel mundial, y el pasado 3 de julio el servicio arqueológico de la empresa propietaria del Proyecto Riotinto se encontró con una huella relevante de la historia que atesora, en el trabajo de excavación de una estructura de época romana dentro de las instalaciones mineras, apareció un grupo de monedas de época alto-imperial compuesta fundamentalmente por denarios de plata y algún áureo, o moneda de oro.

En el comunicado de la propia empresa, lo catalogan como hallazgo de incalculable valor y un hito en la arqueología de esta zona minera, explotada desde tiempos inmemoriales y que tuvo un gran esplendor en época romana. En una primera valoración, se contabilizan entre 40 y 50 monedas; según las que han podido reconocer hasta ahora, hay ejemplares de época de Nerón y de Trajano, con lo que el hallazgo podría datarse entre fines del siglo I y siglo II d.C.

El descubrimiento se hizo en el marco de la intervención preventiva que se estaba realizando en el Stock de Gruesos de las instalaciones mineras. Estos trabajos arqueológicos eran previos a la instalación de una cubierta metálica, para evitar que las obras pudieran afectar a estructuras antiguas ya identificadas en ese lugar. En el desarrollo de las tareas, uno de los técnicos de Atalaya encontró este conjunto de monedas, que aparecen en su mayoría agrupadas, posiblemente porque se encontraban originalmente dentro de una bolsa de cuero.

Detalle de las monedas en la excavación (fuente: Proyecto Atalaya)

Detalle de las monedas en la excavación (fuente: Proyecto Atalaya)

Todos los datos apuntan a que se trata de un tesoro escondido, cuyo dueño nunca pudo volver a recuperar. Por el valor de las monedas, de plata y oro, se trataba de una suma muy considerable por lo que se entiende que su propietario fue una persona de relevancia dentro de la jerarquía de la ciudad de Urium, la Riotinto romana, que gracias a este hallazgo podemos comprobar que se extendía más al oeste de lo que se pensaba hasta hoy.

Proyecto Riotinto viene realizando intensos trabajos relacionados con el patrimonio que albergan sus instalaciones. Este hallazgo se enmarca en la Actividad Arqueológica Preventiva de Excavación Arqueológica en el yacimiento de Cortalago autorizada por Resolución de la Consejería de Cultura de 25 de abril de 2017, y que cuenta con la coordinación científica de Juan Aurelio Pérez Macías, de la Universidad de Huelva. Tiene continuidad con el resto de campañas arqueológicas que se han venido desarrollando dentro del Bien de Interés Cultural Zona Patrimonial Cuenca Minera de Riotinto-Nerva a instancias de la Consejería de Cultura, que definió las referidas cautelas de naturaleza arqueológica en el contexto del proyecto de explotación minera, que permitiese compatibilizar el mismo con la debida investigación y puesta en valor de este patrimonio arqueológico minero.

En este caso, el objetivo principal de las investigaciones, es completar la información histórica y arqueológica de la evolución urbanística del asentamiento más complejo asociado a la mineralización de Riotinto. Y además, documentar los restos que se conservan del Stock de Gruesos, Escorial 6B, estructuras que serían parte de la zona urbana del noroeste de la ciudad de Urium; lo que daría cuenta de la cronología de máxima extensión del yacimiento.

Ello en el marco de un Proyecto Global de Gestión del Patrimonio de la mina, que comenzó con una prospección de todos los elementos a proteger y a excavar, y que incluye un control exhaustivo del movimiento de tierras y un seguimiento arqueológico de los bienes. Así Atalaya ha venido realizando intervenciones como la de restauración y musealización de la Nerópolis de la Dehesa o la consolidación de la Chimenea Cerda.

Luis Iglesias, arqueólogo de Atalaya Mining y director del proyecto de Intervención ha declarado:
“Encontrar algo de esta relevancia es algo que le ocurre a un arqueólogo una o dos veces en su carrera. Es un hallazgo de gran belleza, que viene a aportar datos a nuestro conocimiento Riotinto, que fue la gran mina del Imperio Romano. Esto demuestra la importancia y el rigor del trabajo arqueológico que estamos haciendo en el Proyecto Riotinto y la sensibilidad de Atalaya para con el patrimonio que tenemos en esta mina, su conocimiento y puesta en valor”.

Actualmente el grupo de monedas se encuentra depositado de forma provisional en las instalaciones del Museo Minero de Riotinto que las custodiará a la espera de lo que determine la autoridad competente y mientras se definen los planes de investigación, restauración y puesta en valor, que incluirán la exposición al público de este tesoro romano.

Fuente: Nota de prensa Comunicación – Proyecto Riotinto

fieldworkRIOTINTO gana el Certificado de Excelencia 2017 de Tripadvisor.

Certificado de Excelencia Tripadvisor

Al igual que ya ocurriese en las dos ediciones anteriores, fieldworkRIOTINTO ha ganado el Certificado de Excelencia 2017 que entrega anualmente Tripadvisor, la mayor web mundial dedicada al turismo, lo que nos sitúa como uno de los referentes del turismo activo de la provincia de Huelva, y en uno de los productos de geoturismo con mejor aceptación en el país.

Si el hecho de obtener el citado galardón es ya de por si un logro relevante, más lo es el conseguirlo con la mayor puntuación posible, cinco puntos sobre cinco posibles, siendo el único producto turístico de la provincia de Huelva que alcanza dicha valoración entre las que han obtenido el Certificado de Excelencia. Dicha puntuación se calcula una vez computados los parámetros más relevantes: número de opiniones, puntuación obtenida, relevancia de quienes comentan, periodicidad de los comentarios, etc…

Certificado de Excelencia 2017

Esta distinción, basada en los comentarios de los viajeros que han utilizado sus servicios para conocer la Cuenca Minera de Riotinto (Huelva), es motivo de enorme satisfacción para los integrantes de fieldworkRIOTINTO, ya que supone el respaldo de quienes buscan hacer turismo de un modo diferente al habitual, reforzando la convicción del equipo en su método de trabajo, que combina ciencia e historia con las vivencias personales y la integración del viajero en el entorno.

Este proyecto turístico inició su andadura en el verano de 2013 de la mano de dos geólogos y dos historiadores, con la intención de adaptar la gran riqueza patrimonial de su tierra a las nuevas tendencias turísticas, y desde el primer día han podido comprobar como viajeros de todos el mundo volvían a su tierra cautivados por un paisaje diferente a cualquier otro y les animaban a continuar esta andadura que, cuatro años después, sigue contando con el respaldo de cuantos los eligen para conocer el río Tinto, recorrer el extenso patrimonio minero o adentrarse en una historia de 5000 años.

Sin duda, una gran noticia a las puertas de la campaña de verano, que se presenta con el objetivo de continuar mejorando los números de años anteriores manteniendo la calidad de los servicios, basados en una atención personalizada, grupos reducidos, y entregando el protagonismo de la experiencia al viajero que elige fieldworkRIOTINTO para conocer la Cuenca Minera de Riotinto (Huelva).

TripAdvisor, el sitio web de viajes más grande del mundo*, ayuda a los viajeros a aprovechar al máximo cada viaje. Con más de 500 millones de opiniones y comentarios sobre más de 7 millones de alojamientos, compañías aéreas, atracciones y restaurantes, que forman la selección de perfiles de viajes más grande del mundo, TripAdvisor pone a disposición de los viajeros todo tipo de valoraciones para ayudarles a elegir dónde alojarse, cómo volar, qué actividades hacer y dónde comer. Además, TripAdvisor compara los precios de más de 200 sitios web de reserva para que los viajeros puedan encontrar el precio más bajo de su hotel ideal. Los sitios con la marca TripAdvisor están disponibles en 49 mercados diferentes y albergan la comunidad de viajeros más grande del mundo con 390 millones de visitantes únicos al mes**, que buscan cómo sacar el máximo partido a sus viajes.

*Fuente: comScore Media Metrix para los sitios web de TripAdvisor de todo el mundo, diciembre de 2016

**Fuente: registros de TripAdvisor, primer trimestre de 2017

Verano 2017: Actividades para disfrutar de un cielo único.

En los últimos días los medios de comunicación se han hecho eco de dos noticias que guardan una profunda relación, en primer lugar, Sierra Morena, con sus 4000 km2, es la mayor reserva starlight del planeta, y por otra parte, Huelva es la provincia andaluza con mayor superficie calificada con cielos de muy buena calidad.

Tenemos la suerte de vivir en un lugar privilegiado, no solo por nuestro paisaje y la historia que atesora, también para la observación de las estrellas, y con un clima que invita a disfrutar de las noches al fresco, está claro… ¡Tenemos que aprovecharlo! ya tenemos definido nuestro calendario de actividades nocturnas: senderos y talleres de estrellas que nos permitirán conocer nuestra tierra de otra manera.

Desde 2013 continuamos contando lo que guarda nuestra tierra bajo el suelo, sobre él y hasta donde alcanza la vista, y como cada verano, la noche nos permite llevar nuestros talleres de estrellas a Minas de Riotinto, reviviendo las relaciones entre españoles y británicos a comienzos del siglo XX, a Zalamea la Real leyendo el mismo cielo que observaron los primeros mineros de Europa, y a Nerva, donde casi daremos un salto al futuro y conoceremos el campo de ensayo de las próximas misiones espaciales.

  • 24 de junio. Riotinto: historia y estrellas. Mr. Browning, el director de la Riotinto Company Limited que más huella dejó en nuestro pueblo, será el guía que nos permitirá revivir una época que quedó marcada a sangre.
  • 22 de julio. Dólmenes y estrellas. Pocos lugares son tan evocadores para la observación de las estrellas como los Dólmenes del Pozuelo, donde comenzó la historia de la minería metálica.
  • 22 de agosto. Viaje al espacio: del río Tinto a Marte. Miramos al cielo e imaginamos viajes interestelares… y de camino recorremos el campo de pruebas de las futuras expediciones espaciales.

Como cada año fieldworkRIOTINTO y engranajes ciencia preparan lo mejor de cada uno para crear una experiencia diferente, y el cielo de verano nos da la oportunidad de conocer nuestra historia y patrimonio desde otra perspectiva.

Para cualquier consulta puedes ponerte en contacto con nosotros a través de las siguientes vías:

  • Correo electrónico: asomate@fieldworkriotinto.com
  • whatsapp: 626.581.964
  • Teléfono: 626.581.964

Una historia de espías: Huelva en El Ministerio del Tiempo

Una historia de espías

Las claves de la historia se suceden casi por azar… o no. Esto es lo que nos demuestra la historia de William Martin, “El hombre que nunca existió”, el plan con el que los aliados consiguieron cambiar el rumbo de la historia.

Después de que una película tratase de contar su historia hace ya mucho tiempo, y de muchos estudios que en los últimos años se han publicando aclarando las sobras que cubrían esta peculiar historia, hoy será la serie de TVE “El Ministerio del Tiempo” la que se inspire en ella para montar una historia de espías.

Es fascinante conocer lo sucedido antes durante y después, y que sucedió en nuestra tierra por esa característica particular de que, formando parte de un país oficialmente neutral durante la II Guerra Mundial, se encontraba controlado por una empresa británica, la Riotinto Company Limited.

Esta convivencia entre españoles, alemanes y británicos propiciaba la circulación de información de todas las direcciones posibles, y si se buscaba un lugar donde sembrar las dudas para futuras estrategias bélicas, no había mejor lugar: Huelva. Su costa facilitaba la accesibilidad, la presencia británica justificaba el flujo de información sin levantar sospechas y, el colaboracionismo de España con la Alemania nazi hacía pensar que el engaño era posible apoyado en un plan bien diseñado.

Aún hoy paseamos por las calles del barrio de Bellavista, en Minas de Riotinto (Huelva) y nos podemos poner en la piel de aquellos que protagonizaron aquella historia, no en vano aquí nació una de sus protagonistas: Isabel Naylor Médez, condecorada con la medalla el Imperio Británico en 2002, quién siguió con la tradición de su padre, y semanalmente llevaba en secreto flores frescas a una tumba del cementerio de Huelva… a la memoria de William Martin.

Éxito del Geolodia’17: más de 200 personas recorren el patrimonio geológico y minero de Sotiel Coronada.

 

Que en una pequeña aldea del Andévalo onubense coincidan casi 200 visitantes, y que a ellos se les una varias decenas de lugareños para dar un paseo por el campo, no es algo habitual, al menos si no es una fecha festiva. Pues esto es lo que sucedió el pasado domingo 7 de mayo en Sotiel Coronada, Calañas, y el motivo de esta concentración no fue otra que el Geolodia’17, una iniciativa de la Sociedad Geológica de España dedicada a la divulgación de la geología y propiciar un encuentro entre profesionales, aficionados y curiosos con el que acercar esta ciencia a la sociedad.

¿Por qué nuestro Andévalo es minero? era el planteamiento propuesto por fieldworkRIOTINTO, empresa de geoturismo que, tras el éxito del pasado año, fue nuevamente la organizadora del evento para la provincia de Huelva. Se trataba de conocer por qué la provincia de Huelva es un referente histórico en el sector minero y a que se deben las importantes yacimientos mineros existentes; la geología guarda la respuesta y los asistentes debía descubrirla. Para ello era necesario diseñar un suave sendero que nos permitiera tomar contacto con las rocas más características, conocer sus relaciones y como han condicionado los trabajos mineros en cada época, encontrando en Sotiel Coronada el entorno apropiado para ello, con un importante legado minero y la accesibilidad necesaria para comenzar a descubrir los procesos que condicionaron el territorio y, con ello, nuestra historia.

Llegado el día tomó especial protagonismo la Asociación Amigos de la Mina de Sotiel Coronada, colaboradores del evento y que desde hace años viene trabajando en la recuperación y divulgación del patrimonio minero de su localidad. Como conocedores de su entorno, guiaron a los distintos grupos que durante toda la jornada fueron recorriendo los caminos que nos iban a permitir descubrir poco a poco una historia de millones de años.

La actividad se convierte en un viaje en el tiempo, poniendo el punto de inicio casi cuatrocientos millones de años atrás, cuando la zona era una plataforma marina que iba acogiendo sedimentos en su seno, lodos y arenas que hoy vemos en forma de paquetes rocosos de pizarras y cuarcitas, que condicionan nuestro relieve y se convierte en un libro abierto en cuanto aprendemos a traducir todas las estructuras que acoge, pliegues y fallas consecuencia del empuje de las placas tectónicas.

El paseo nos lleva por rincones que guardan historias de mineros desde época romana a la actualidad y que han inspirado novelas como “La ira de Plutón“, hasta que de pronto los colores ocres del terreno pasan a ofrecer tonos multicolores, indicio de que entramos en suelo minero, estamos la Corta de Sotiel y el trabajo de los mineros del siglo XIX nos permite apreciar al fondo las rocas magmáticas fruto de una intensa actividad que se desarrolló durante más de 30 millones de años. A nuestro lado destaca un material de color violáceo, son las denominadas “pizarras moradas“, un elemento clave para la geología histórica, al representar el fin de los procesos magmáticos que dieron lugar a las elevadas concentraciones de sulfuros masivos que diseminan la región y estar presente en toda la Faja Pirítica Ibérica, lo cual lo convierte en un “nivel guía“, un indicio utilizado durante siglos para tratar de localizar nuevos yacimientos de interés minero, y, cuya observación probablemente condujo a los romanos hasta aquí, condicionando también nuestra historia minera.

Llegados a este punto ya éramos conscientes de que estábamos haciendo un viaje en el tiempo, partiendo desde aquella plataforma marina original hasta llegar a la actualidad, al tajo minero. Es en la Corta de Fraguas Viejas donde al fin podemos tocar enormes afloramientos de minerales, esencialmente piritas que se concentran en estrechas venas que rompen la roca dando lugar a un intenso entramado de mineralizaciones, es el “stockwork“, que es en si mismo resume todo lo que habíamos podido observar durante la jornada: el magma que asciende calienta el agua, propicia su circulación cargada de minerales, abriéndose paso hacia la superficie a través de miles de pequeñas grietas, e interaccionando con los sedimentos del fondo marino.

En resumen, ya conocíamos las claves para entender por qué en esta región existen tantos yacimientos minerales, una historia de millones de años que ha condicionado nuestro entorno, y también nuestra forma de vida, la del minero.

La satisfacción una vez finalizada la actividad fue general, más de 200 asistentes entre niños, mayores, estudiantes, aficionados, etc, muchos de los cuales mostraban su interés por volver a la zona y continuar descubriendo la riqueza del patrimonio de Sotiel Coronada.

Sensación que se extendía en la organización, al observar la buena acogida y comprobar como, cada año, el Geolodía se va consolidando como una fecha de referencia, un día de encuentro entre profesionales, estudiantes, aficionados y curiosos en torno a la geología.

Nos disponemos ya a preparar la próxima edición, el Geolodia ’18 ¡será en mayo de 2018!