Hoy en la provincia de Huelva la actividad minera se vuelve a hacer notar, y rescatamos sonidos que siempre han estado presentes en los campos de la comarca del Andévalo, no en vano la provincia de Huelva ha sido un enclave minero de primer orden, donde se han beneficiado metales como cobre, plata, oro, hierro, plomo, zinc, etc, siendo a finales del s. XIX el mayor productor mundial de piritas y de manganeso.

Esta historia minera se remonta a la edad de bronce, y 5000 años de actividad han dejado una huella indeleble en nuestro territorio, imposible de ocultar y que se asocia a grandes nombres reconocidos por todos: Riotinto, Tharsis, La Zarza, Concepción, Buitrón, …, entornos en los que observamos el peso de esta actividad sobre el paisaje y el medio ambiente, y también en la construcción de una cultura propia.

La pregunta que se nos plantea es: ¿Por qué nuestro Andévalo es Minero? El Geolodía’17 nos ayudará a encontrar la respuesta, y lo haremos observando el paisaje con “ojos de geólogo”. Un paseo por el Complejo Vulcano Sedimentario (C.V.S.) en el que aprenderemos a encontrar con las claves geológicas que han propiciado las mayores reservas de sulfuros polimetálicos del planeta y, por tanto, de nuestra rica historia minera.

La propuesta es descifrar esta historia a través del lenguaje de las rocas, y hacerlo en un entorno que aparentemente no guarda secretos y en el que la actividad minera es solo un vestigio menor del pasado. No podíamos encontrar mejor marco para ello: Sotiel Coronada, en Calañas (Huelva), donde en cada recoveco del camino nos sorprende por su rico patrimonio minero y donde aún hoy se percibe la actividad que se desarrolla muchos metros bajo nuestros pies. Un territorio que conserva la fisonomía de un tiempo pasado en el que sus primeros pobladores dieron con una roca azulada, maleable, al que pronto le dieron muchas utilidades… ¿por qué está aquí? ¿cómo se localiza? ¿la encontraremos?

Los Geolodías pretenden acercar a la sociedad tanto la Geología como la profesión del geólogo. Consisten en una excursión de campo guiada por geólogos y geólogas, totalmente gratuita y abierta a todo tipo de público. Se realiza en lugares interesantes por su entorno geológico, y se proporciona una información rigurosa a nivel divulgativo. Permite ver estos lugares con “ojos geológicos”, y vislumbrar algunos aspectos de como funciona la Tierra sobre la que vivimos y de cuyos recursos naturales dependemos totalmente. Es también una manera de sensibilizar a la población sobre la importancia y necesidad de proteger nuestro patrimonio geológico. Una iniciativa que parte de la Sociedad Geológica de España y de la AEPECT, y que por segundo año consecutivo en fieldworkRIOTINTO contamos con el honor de organizarlo para la provincia de Huelva, contando con la colaboración de la “Asociación de Amigos de la Mina de Sotiel Coronada”, testigos directos de esta apasionante historia.

La actividad consistirá en un suave sendero con 3,5 km de longitud, gracias al que recorreremos la geología del entorno de muro a techo, es decir, desde la roca que representa lo que había antes de iniciarse los procesos hasta aquella que selló la intensa actividad. Un camino que nos ofrecerá la ocasión de descubrir amplios escoriales romanos y sus galerias, el patrimonio industrial del s.XIX y los restos del poblado original y, por supuesto, sus minerales.

  • Fecha: domingo 7 de mayo de 2017.
  • Hora: 10:00 h.
  • Punto de encuentro: calle telefónica, 45, Sotiel Coronada (Ubicación).

Datos del sendero:

  • Longtitud: 3,5 km.
  • Tipo: Lineal.
  • Nivel: fácil.

Actividad gratuita, plazas limitadas. Para inscribirse enviar un correo electrónico a la dirección asomate@fieldworkriotinto.com con los siguientes datos: nombre y apellidos, teléfono de contacto y número de personas. Recibirás respuesta con la confirmación de la reserva.

¡Alcanzado el cupo de participantes! las nuevas inscripciones serán para la ruta de las 16:30 h

Se habilitará autobuses con plazas limitadas con salida desde Huelva para el desplazamiento de los participantes que lo soliciten. Aquellas personas que han solicitado una plaza en el autobús recibirán un correo de confirmación indicando el punto de salida.

UN POCO DE HISTORIA

A pesar de las evidencias de una minería protohistórica que se remonta hasta el periodo Calcolítico, pasando por el periodo Tartésico, la minería antigua más extensiva de Sotiel Coronada es llevada a cabo en tiempos del Imperio Romano. Son numerosas las muestras de minería romana en el territorio de Sotiel, donde existen galerías llamadas “anchurones”, algunas de ellas para la explotación de la plata y otras, la mayoría, para la explotación del cobre. En estas galerías se encontraron sistemas de drenaje de agua en un estado excepcional, como la bomba de Ctesibio que se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional o el Tornillo de Arquímedes que se expone en el World Museum de Liverpool. También son abundantes los escoriales romanos como el que se extiende al norte del monte Sotiel, en el barranco conocido como Tiberio o “la 21”.

En la época moderna no es hasta el año 1883 cuando comienza una verdadera explotación intensiva de la masa mineral. Hasta ese momento, la actividad minera en Sotiel Coronada consistía en pequeñas explotaciones familiares y sólo unas pocas familias de mineros residían en el paraje cercano a las dos ermitas. Es la llegada de la Companhía Mineira Sotiel-Coronada, de propiedad portuguesa y regentada por el triunvirato constituido por Fernando Pereira Palha, Henrique Jorge Moser y Tristão Guedes (Marqués de Foz), la que representa una verdadera revolución productiva, desarrollando decenas de kilómetros de galerías en un solo año. La explotación de la masa mineral se acomete en el llamado nivel 200, al que se accede a través de una boca situada a nivel del Arroyo de la Coronada conocida como el “Socavón 200”. Desde el mismo año 1883 y hasta la construcción de la rampa por la que se accede a los niveles inferiores explotados actualmente, el Socavón 200 fue la entrada a la explotación desarrollada tanto por la compañía portuguesa, tanto como por su sucesora, la británica The United Alkali Comapny Limited. Por esta entrada accedieron pequeños trenes montados en los talleres de Sotiel Coronada desde 1884, incluso antes de que el ramal de la línea férrea de El Buitrón llegara hasta Sotiel.