Preparando el otoño ¿Qué actividades te gustaría hacer?

Se aproxima el otoño, y es momento de panificar las actividades de los próximos meses, los cales suelen ser benévolos en cuanto al clima, y nos permiten seguir disfrutando del contacto con nuestro entorno.

Como cada año, seguiremos organizando nuestros habituales senderos: “¿Qué nos cuenta el río Tinto?“, “de Zarandas a Marte” o el dedicado a los Dólmenes del Pozuelo y Mina Chiflón, pero también queremos ofrecer actividades nuevas, que mantenga despierta la curiosidad y, si es posible, descubrir nuevos espacios. Por este motivo hemos habilitado en nuestro perfil en twitter (@fieldRIOTINTO) una encuesta con la que conocer vuestra opinión, en la que ofrecemos cuatro propuestas, pero en la que puedes incluir tus propias sugerencias a modo de comentario. Estas son:

  • Quedada Geolosketchers: Esta es una iniciativa internacional que une geología y arte, el arte de dibujar que tan importante es en la labor del geólogo de campo y la interpretación del paisaje. Consisten en la práctica colectiva del dibujo in situ en espacios dónde al Geología es un elemento relevante y visualmente atractivo, inspirado en el movimiento de dibujantes urbanos (urban sketchers). El geólogo Isaac Camps unió esta filosofía con el hecho de que dibujar del natural es una herramienta básica en Geología y otras ciencias afines y recientemente creó GeoloSketchers. Si decimos que la Cuenca Minera de Riotinto (Huelva) posee un paisaje peculiar, solo nos falta decidir el lugar para disfrutar de una jornada diferente.
  • Maxi sendero por el río Tinto: Esta es una propuesta que llevamos varios años intentando lleva a cabo, organizar un sendero que nos lleve desde el nacimiento del río Tinto, en la sierra del Padre Caro, hasta su desembocadura, junto al Monumento a la Fe Descubridora. Sería una actividad a realizar en tres jornadas, y que nos permitiría tomar contacto con todos los espacios que recorre nuestro singular río, apreciando las diferencias del paisaje, el patrimonio industrial y la historia que va ligada a él ¿Interesante? solo tenemos que ponerle fecha.
  • Re-descubrir nuevas minas: Nuestra comarca y la provincia de Huelva están salpicadas de minas abandonadas, ya sean actividades de la antigüedad a operaciones desarrolladas durante el siglo XX, labores familiares a instalaciones que necesitaron del trabajo de muchos mineros. Hoy muchas de ellas han caído en el olvido, aunque siempre es posible encontrar quien nos cuente su historia personal ligada a ella, y en las que aún hoy es posible adivinar su presencia entre arboleda, matorrales y restos de muros. Nos puede llegar a sorprender lo importante que llegaron a ser algunas de ellas, y quizás sea este un buen momento para recuperar su memoria y acercarnos a tocar sus paredes…
  • Recuperar la Copa Río-Tinto: Esta es una de las actividades que más nos alegró hacer realidad, una competición a la vieja usanza, partiendo de las reglas originales del football adaptadas a un campo de fútbol-7 y con balones que recrean aquellos con los que empezó la historia del deporte rey. Una competición deportiva que recupera el espíritu de aquellos pioneros de calzón corto que, por primera vez en España, hicieron rodar un balón en Riotinto, y que acabó dando forma a la primera competición liguera de nuestro país: la Copa Río-Tinto.

¿Qué te parecen estas propuestas? se nos presenta un otoño divertido, y lo queremos compartir con vosotros, con nuevas excusas para recorrer nuestro territorio y dejarnos sorprender por sus paisajes, la historia y las posibilidades que nos ofrece. Ahora, te toca darnos tu opinión aquí.

DEL RÍO TINTO A MARTE: UNA EXPERIENCIA ESPECIAL…

Del río Tinto a Marte

Se agotaron las plazas para participar en la actividad.

El pasado martes 22 de agosto, al caer la tarde, se desarrolló en el entorno de Peña de Hierro, en la localidad de Nerva (Huelva), una actividad que bajo el título “Viaje al espacio: desde el río Tinto a las estrellas” organizada por fieldworkRIOTINTO, realizó un recorrido por los 30 años de investigación que han supuesto un nuevo campo de avance científico, y base para las futuras misiones de exploración espacial.

Dividida en dos partes, con un sendero inicial con el que se visitaron los diferentes escenarios que han acogido los trabajos desarrollados por los investigadores de la NASA, ESA y CAB, y un taller de estrellas con el que se finalizó al caer la noche, esta iniciativa congregó a un buen número de asistentes llegados de diferentes puntos de la geografía nacional, así como algunos italianos, polacos y franceses que aprovecharon sus vacaciones para disfrutar esta experiencia, completándose el aforo previsto.

Sobre un escenario auténticamente marciano, en el que a cada paso iba cambiando el paisaje, el grupo fue planteándose las mismas preguntas que atrajeron la atención de los científicos durante estos años ¿Qué similitudes guarda con Marte y otros planetas y satélites del Sistema Solar? ¿Realmente acoge vida este entorno? Tras cruzar un auténtico erial sobre un camino colorido por la riqueza mineral, llegamos al río Tinto, hoy en día conocido internacionalmente, gracias a la proyección alcanzada por su importancia en el planteamiento de futuras misiones espaciales, pero que siempre estuvo aquí, y poco a poco fuimos encontrando las primeras respuestas observando la evolución de sus aguas desde su nacimiento: estructuras y colores que suponen indicios de que la vida se abre paso en condiciones extremas, dando lugar a un singular ecosistema que nos permite encontrar algas con más de 1 metro de longitud ¿Cómo es posible en ausencia de oxígeno? Y si esto sucede en la superficie ¿Qué pasa bajo nuestros pies? En este punto llegamos al lugar donde los equipos han realizado prospecciones que han permitido conocer cómo funciona el flujo subterráneo de aguas, y comprobar que es equivalente a los hábitats estudiados en el cauce del río Tinto, por lo tanto, estamos antes una situación que habría sido posible en entornos similares, es decir, ricos en minerales de hierro y con flujos de agua… ¿sería Marte ese lugar?

Proyecto MA.R.T.E.

El último tramo del recorrido nos llevó hasta el campo de experimentación de la instrumentación que nos dará las respuestas en las futuras misiones, un entorno degradado por la actividad minera que, a 600 metros de profundidad, guarda el auténtico laboratorio natural que el proyecto SOLID trata de desentrañar: una masa mineral que acoge una colonia de bacterias extremófilas gracias a la presencia de agua… y lo hará gracias al trabajo de los equipos españoles que lideran este campo de trabajo.

Una vez finalizado este suave sendero llegó el momento de preparar el taller de estrellas, una interesante actividad que desarrolló engranajes ciencia, y que suponía un gran punto final que enlazó lo que habíamos conocido sobre el terreno, con aquellos lugares distantes donde, algún día, llegará la tecnología que hoy en día se desarrolla en la comarca.

Durante la tarde tuvimos la ocasión de conocer los diferentes proyectos que poco a poco van completando un puzzle que nos permitirá encontrar evidencias de vida en algún otro punto del Sistema Solar distinto a la Tierra, a los que aún le queda un largo camino por recorrer. Hoy, términos como M.A.R.T.E., IPBSL, Moonwalk o SOLID son reconocibles por los participantes de una actividad singular, que podría encuadrarse como turismo científico o de experiencias, fomentando el interés y la curiosidad por los avances científicos y tecnológicos, y animando a observar el territorio con una mirada diferente, al igual que ocurre con las diferentes rutas que ofrece fieldworkRIOTINTO todos los días por la Cuenca Minera de Riotinto (Huelva), acercándonos al río Tinto, al entorno minero o al pasado británico.

Al finalizar la actividad, los organizadores aprovecharon la ocasión para agradecer la colaboración a Víctor Parro y Ricardo Amils, investigadores principales de gran parte de estos proyectos, quienes aportaron la información necesaria para diseñar el recorrido siendo fieles a los objetivos científicos.

Viaje a Marte: el río Tinto, puerta a las estrellas

Viaje al espacio. Desde el río Tinto hacia Marte.El río Tinto es un lugar particular, especial, y en cuanto te acercas a el te surgen miles de preguntas: ¿Son sus aguas realmente rojas? ¿Qué lo hace especial? ¿Contaminación o privilegio de la naturaleza? ¿Realmente trabaja la NASA en este entorno?

Durante siglos ha sido la vía de comunicación por la que llevar nuestra riqueza mineral a todos los rincones del planeta. Tartessos, fenicios, romanos, musulmanes y hasta nuestros días, el río nos ha conectado con el resto del mundo, y aporta nuestra singularidad con sus aguas cargadas del mineral que extrae de nuestro suelo.

10 Titan150-version Riotinto

10 Titan150-version Riotinto

Pero hoy en día el río Tinto y su entorno más próximo es mucho más que historia o colores, siendo un foco de atracción para científicos y fotógrafos. Se ha convertido en el escenario sobre el que se investiga situaciones posibles en otros lugares del universo, se desarrolla la instrumentación que viajará a estudiar nuevos mundos y es el lugar de ensayo para las futuras misiones al espacio. Recorrerlo nos abre las puertas de la imaginación y nos traslada mucho más allá de la Tierra casi sin darnos cuentas.

El próximo martes 22 de agosto haremos realidad este viaje, descubriremos los secretos que encierra el río y que atrajo la atención de científicos de todo el planeta, conoceremos los últimos descubrimientos y como han permitido avanzar en el conocimiento, recorreremos los lugares donde se ensayan las futuras misiones y, al caer la noche, elevaremos la mirada al cielo de verano y tomaremos conciencia de la inmensidad de este esfuerzo con un apasionante taller de estrellas de la mano de nuestros compañeros de engranajes ciencia. Un ejercicio de geoturismo que además supone un paraíso para la fotografía, con paisajes llenos de contrastes y detalles que nos transportan a otro mundo y otras épocas.

Este Viaje a Marte: El río Tinto, puerta hacia las estrellas” es una actividad diferente, diseñada para descubrir los últimos avances de la exploración espacial… mirando a las estrellas.

El número de participantes es limitado, recuerda que para inscribirte debes hacer tu reserva enviando tus datos personales (nombre, teléfono de contacto y número de personas) a la dirección de correo electrónico asomate@fieldworkriotinto.com, llamando al teléfono 626.581.964, o bien directamente en nuestra central de reservas.

  • Fecha: 22 de agosto de 2017
  • Hora de inicio: 18:00 h
  • Punto de encuentro: Punto de información, frente al ayuntamiento de Minas de Riotinto (Huelva).
  • Nivel: fácil.

Para más información puedes contactar con nosotros por las siguientes vías:

  • Correo electrónico: asomate@fieldworkriotinto.com
  • Whatsapp: 626.581.964
  • Teléfono: 626.581.964

Dólmenes del Pozuelo, un lugar especial para una noche de estrellas.

Los Dólmenes, un lugar especial para la observación de las estrellas.Dólmenes del Pozuelo, los 5000 años de minería que nos contemplan se comprenden al conocer Mina Chiflón, una explotación de la Edad de Bronce, hoy en día considerada la más antigua de occidente y que nos permite interpretar correctamente la importancia de los minerales en la evolución de la Humanidad. Su importancia se ve reforzada por la presencia en su entorno más cercano del Conjunto Dolménico del Pozuelo, en Zalamea la Real (Huelva), uno de los más completos de Europa y exponente de la cultura megalítica atlántica en la provincia de Huelva.

Dólmenes de El Pozuelo senderismos por fieldworkRIOTINTO

Dolmenes de El Pozuelo, senderismos por fieldworkRIOTINTO

A veces nos cuesta trabajo llegar a comprender como el ser humano fue capaz de ir avanzando en su desarrollo, pero este entorno tan especial nos lo pone realmente fácil: la construcción de los dólmenes, comprender las costumbres de nuestros primeros pobladores, descubrir sus secretos a lo largo del recorrido, que aprovechamientos le han encontrado sus moradores a lo largo de los siglos y, por supuesto, el comienzo de la minería y el aprovechamiento de los metales ¿No te has preguntado nunca como encontraron nuestros antepasados los metales y de que forma llegaron a descubrir sus propiedades? La respuesta la encontrarás por ti mismo a lo largo de este agradable sendero.

Pocos lugares resultan tan evocadores como los dólmenes para contemplar el cielo estrellado, y, al caer la noche, llegará el momento de aprender a identificar cada punto de luz: planetas, estrellas, constelaciones y galaxias, y de este modo comprender como se valían de ellas para orientarse, predecir los cambios de estación, para aprovechar lo mejor de cada época, etc… Y, como siempre, habrá momento para el debate, poque los dólmenes del Pozuelo no parecen mostrar una orientación especial con las estrellas… pero ¿tendrá algo que ver la minería con la alineación de los dólmenes?.

Dólmenes y estrellas es una combinación especial, y lo comprobaremos el próximo sábado 22 de julio con un sendero circular, fácil y apasionante que nos descubrirá como este rincón que siempre ha estado presente en la historia de la minería, lugar que nunca ha abandonado, y que nos descubrirá los secretos del cielo de verano.

Puedes estar al tanto de las novedades de esta actividad siguiendo el hashtag #Chiflon en nuestros perfiles de facebook y twitter.

Recuerda que las plazas son limitadas, puedes formalizar tu reserva pinchando aquí.

Recuerda:

  • Senderismo. “Dólmenes y estrellas”.
  • Fecha: Sábado 22 de julio de 2017.
  • Punto de encuentro: Punto de Información (frente al ayuntamiento de Minas de Riotinto), o bien a la entrada de la aldea del Pozuelo.
  • Hora: 18:30 h.
  • Precio: 15€

Para cualquier consulta puedes ponerte en contacto con nosotros vía:

  • correo electrónico: asomate@fieldworkriotinto.com
  • whatsapp: 626.581.964
  • Teléfono: 626.581.964

#IFRiotinto: Un paisaje tallado por el hombre… pero no de esta forma.

#IFRioTinto

El 6 de julio de 2016 recorríamos el entorno de “La Fija”, el Tintillo y los caminos del entorno de la mina La Poderosa acompañando a Angela y Mauricio, dos fotógrafos italianos que llevaban dos años preparando una publicación dedicada al río Tinto y su entorno. Era su última estancia prevista antes de comenzar la edición del libro, y aquellos parajes les deslumbraron, el rojo del agua sobre un cauce en el que destacaban los amarillos del mineral que en esta fecha precipita, y que aún más resaltaba gracias al frondoso verde de una vegetación espesa, casi salvaje.

Angela fotografiando el Tintillo

Angela fotografiando el Tintillo

Ya nada será igual, aquellos rojos del cauce se han sustituido por el rojo de las llamas, y los continuos viajes desde Italia de dos profesionales de la fotografía los cambiamos por el ir y venir de helicópteros e hidroaviones que nos daban vida, y el verde… el verde es historia.

En Riotinto disfrutamos de un paisaje particular, tanto que hasta tiene eslogan: “Un paisaje tallado por el hombre“. Supone el legado que representa nuestra historia, el de una tierra particularmente rica y el de unas manos que han sabido extraerla con su trabajo a lo largo de los siglos.

Pero desde hace unos años ya no solo modela el relieve el aire y el agua, o los barrenos y los volquetes en la mina, en esta tierra nos estamos acostumbrando demasiado a padecer el efecto demoledor del fuego sobre nuestros campos. Aquí, que tenemos la mina más grande, el río más extraño, en 2004 también sufrimos el incendio más grande de cuantos hasta entonces se habían producido en el país.

El pasado lunes volvimos a sentir los mismos escalofríos y la misma impotencia que conocimos trece años antes. Si en aquella ocasión el fuego prendió hacia el sur y se llevó por delante árboles centenarios que daban de comer a familias de Berrocal, del Madroño, en este caso los vientos llevaron las llamas al norte, y el miedo se trasladó a El Campillo, a Traslasierra, vecinos desalojados, los internos de Aspromin realojados en el polideportivo de Minas de Riotinto (Huelva).

Equipos combatiendo el incendio de Riotinto (2017)

Equipos combatiendo el incendio de Riotinto (2017)

Nos gusta nuestra tierra, extraña para el viajero que se deja sorprender por tantos colores, única para los que crecimos acostumbrados a estos contrastes. Y nos gusta vernos representados por tantos mineros ilustres que se dejaron su vida en el trabajo, admiración que hoy se traslada a todos aquellos que se exponen al fuego como medio de vida, a los cambios de viento, al humo, y que salvaron lo que parecía imposible. Desde la distancia contemplábamos la columna de humo, y éramos conscientes de que todo dependía de ellos.

Hace un año nos sorprendíamos por las imágenes que capturaban dos extranjeros y que para nosotros parecían imposibles de lograr. Las fotografías de estos días eran captadas por otros protagonistas, de la hermosa luminosidad del rojo vivo del cauce, estas plasmaban el triste gris del humo que tiznaba sus rostros. Sin duda alguna, estas últimas imágenes tienen para nosotros un valor incalculable, tanto como su esfuerzo y trabajo. Gracias. Gracias a ellos y a tantos otros que colaboran desinteresadamente como voluntarios cada vez que se les reclama: Bomberos, Bomberos Forestales, Personal de Emergencias, Protección Civil, etc. todos se escriben con mayúsculas.

Nos gusta nuestro paisaje tallado por el hombre… pero no de este modo.